27.11.10

PERMANENCIA


Abolimos pesados visillos
que ocultan rincones sombríos
desnudando la lluvia, el embrujo,
el baldío, la angustia, el trabajo, la ignorancia.

Fingimos tantear entre
la cordura, el polvo del tiempo,
los condones, el desempleo, los buzones,
la salud, el abandono.

Reciclamos por rutina impuesta
la imprudencia, el pecado,
el desconsuelo, la osadía,
el agasajo, la lealtad.

Nos adaptamos, sin esfuerzo,
al engaño, a los afectos,
al gesto, la adversidad, al esfuerzo,
la inquietud, el desahogo, la ingratitud.

Al final todos nos dirigimos
a algún lugar, al amparo, la pasión,
la aversión, la isla, el mañana,
el desgaste o la despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.