3.3.09

SOLLOZANDO EN VIDA. Isabel Sánchez Vizcaíno

¡Ilusión que me robas el alma¡
amontonando días de tedio y sin razón,
recortando alegría al paso.

Aquí estoy,
con este cansancio ancestral
acumulado cada día
sobre mi pecho abierto,
esta soga corrediza
que aprisiona la garganta,
dejando jirones en la piel.

¡Ilusión¡
¡mira mis manos abiertas,
vacías y ajadas¡
¿Acaso no ves que te deseo?
¡te estoy llamando¡

Haz sentir tu presencia en este corazón
que tantas veces pintó sueños sobre las nubes.
Tu falta,
asesina mis anhelos desbordantes
y deja miedos de soledad inclemente.

Recuerdo tu sobrada presencia,
en aquellas batallas casi perdidas.
Arrullos que me hacían olvidar
caídas y heridas.
del camino.
tu mano extendida,
me levanto mil veces,
con orgullo
me enseñó a caminar de nuevo.

Pero heme aquí, ¡ilusión¡.
perdida y sin tu presencia,
tal vez
te diste completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.