19.7.08

ALBOR DE LA SENDA. Mercedes Pérez


Si anhelas encontrarme,
no me busques cuando la luz agonice,
ni en las esquinas pútridas y vacías,
ni en rosas, que en vidrios de estío,
hastiadas de pétalos se rompen.
No estaré en el torbellino de la tormenta,
ni en el tránsito agitado de ramas secas,
ni en las aciagas noches de invierno.
Me encontrarás,
en cristalina gota de rocío,
en el jadear de las ramas de un sauce
agitando su larga melena vespertina,
en la corola de una rosa carmesí
embriagada de su aroma
o en el canto de las primeras luces del alba.
Estoy viva,
bailarina de la aurora
que reverdece al despuntar la primavera.
Aquí estoy .. en el albor de la senda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.