4.6.08

LLUEVE. Isabel S. Vizcaíno


Llueven derrotas continuas.
Llueven cansancios, acritudes,
temblores, ausencias, perfidias,
alevosías en ir y venir incesante,
ráfagas, tempestades,
derramando angustia.

Como único sosiego,
lluvia a raudales en el pecho.

Llueve.

Llueven palabras derruidas.
calles de destiempos,
engranajes herrumbrosos,
malicia engalanada de inocencia.

Camino embarrado en soledades,
torrente en sinrazón de desatinos.

¿Cómo atrapar desalientos fabricando olvidos,
desandarse de experiencias
con manos enfundadas en incredulidad y desaliento?.

Llueve,
Llueve,
llueve...

Mª Isabel Sánchez Vizcaíno,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.