27.9.16

LESBOS, LESBOS, LESBOS

Permanece como eterno rumor una plegaria que supura,
se quiebran los andares con su ruego
y se parten las esquinas en mil añicos con su recuerdo.

Se escucha gritar a los océanos,
garras como infinitos látigos que flagelan
engullen sus esperanzas con total iniquidad.

Sus ojos implorantes como abismos,
donde el dolor ha encontrado su losa,
buscan tan solo aire sin pólvora para respirar.

Sucumben frágiles donde nada subsiste a su tiempo
y la memoria obliga a ser breve ante tal desolación.

No deja de ser sombra que derrumba la alegría ante tal desidia.
Ante tamaña desidia
el olvido convoca sus fantasmas al vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.