26.5.12

CONFESIONES ENTRE SOMBRAS. MERCEDES PÉREZ



La madrugada transita lentamente
y estoy despierta
vuelve a rondar el insomnio,
acechan fantasmas invadiendo penumbras.
Un escalofrío desordena el sosiego
-turbadora presencia-
crezco entre las sombras
donde asoman recuerdos derruidos.
Regresas desde un andén lejano
donde las vías no tienen raíles
y crecen las hierbas entre las piedras
hasta llegar a la estación de la memoria.
La tenue luz del quinqué filtra las horas
como los días el tiempo,
me veo como un retal descosido
quedando hilvanes sosteniendo incertidumbres.
No sé si escatime palabras o si ahorré afectos
-no tengo dudas .. llegan solas -
arrastro, como puedo, los vagones de los años
desempolvando, alguna que otra vez, aquella soñadora niña
que tallaba iniciales en los chopos y dibujaba besos en el nimbo ...
designios del ayer que se quebraron
rompiendo en mil pedazos la existencia.
He subido al tren de largos recorridos
salvando puentes para cruzar abismos
remendando fracturas de la vida
adormeciendo dolores por estaciones
pintando colores en la pizarra de los túneles.
Hoy camino por el andén de la esperanza
donde no pase factura el desencanto,
he acumulado alientos en la valija de los sueños
he atesorado caricias de muchos inviernos
y no sé dónde colgar tantos besos no dados.
Está amaneciendo y el sueño me vence
quizás, cuando caiga otra madrugada descalabrando nieblas,
vuelvas a visitarme para seguir haciéndote
confidencias en la noche.

Mercedes Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tus comentarios.