3.1.09

VACIO CORAZON. Isabel Sánchez Vicaíno



Hay un soniquete monocorde repicando en la cabeza,
y un desaliño en el regazo, que llama a reflexión.

Despegado del alma, en paralelo,
transita un corazón en desatino que rezuma desazón.

Interrogantes van los ojos en vigilia
buscando mil respuestas de preguntas sin nacer.

¿Donde quedó el tiempo que no marcan los relojes,
las palabras silenciosas de mirada tenue,
la escala de colores concebidos sin reservas,
las mareas acosadas de lunáticos momentos,
los juegos compulsos sin concierto,
los jardines de milagros?

¿Donde quedo presa,
la algarada
que preside la comedia?

Preguntas clavadas en abismos,
sombras incrustadas en el pecho,
abriendo jirones en destiempos.

2 comentarios:

  1. Bella poesía de sueños y deseos que se acunan en la oscuridad del alma...un beso de azpeitia

    ResponderEliminar
  2. Así es Azpeitia, es un grito de impotencia enquistada. Gracias por tu comentario. Un cordial saludo

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tus comentarios.